Martín Fernández Enciso, héroe y villano

Dediqué tiempo atrás un artículo a Kepler destacando la racionalidad de su esfuerzo investigador, pero lo que no dije entonces, por falta de espacio y porque para el caso era irrelevante, es que obtenía buenos ingresos, lo que no conseguía con la práctica científica, de la elaboración de cartas astrales, y que su madre fue acusada de brujería y escapó de la hoguera gracias a los contactos de su hijo. Los hombres no somos monolíticos; el héroe se nos convierte en villano sólo con que cambiemos de punto de observación.

suma de geographia

Portada de Suma de Geographía. Sevilla, 1519

Martín Fernández de Enciso era natural de Sevilla y había cursado estudios de latín, filosofía y leyes, por lo que es uno de los conquistadores de América ilustrados. Participó en acciones junto con Ojeda, Balboa, Pizarro y otros en la zona del Istmo y en la actual Colombia (Nueva Granada y Castilla del Oro), fundó Sta. María de la Antigua del Darién, primera ciudad europea de tierra firme (?), aunque sus operaciones y práctica como conquistador no tienen el relumbrón de los citados. Antes había ejercido como abogado en La Española (Sto. Domingo). En 1519 publicó en Sevilla, en la imprenta de Jacobo Cromberger, una obra titulada Suma de Geographia, que es la primera que contiene una descripción del continente americano, su principal mérito. La obra, como dice en la extensión del título, «…trata de todas las partidas y provincias del mundo: en especial de las Indias e trata largamente del arte de marear juntamente con la esfera en romance, como regimiento del sol e del norte nuevamente hecha». Así pues, es también un tratado de navegación que incluye los conocimientos y técnicas más avanzados de la época ‒prácticas de navegación de Andrés Pires o teoría meteorológica de Pierre D’Ailly‒, junto con la toma en consideración de todas las autoridades sobre los temas en cuestión: «…los dos Tholomeos, Erastostenes, Plinio, Starbón, Iosepho, Anselmo, la Biblia, la General Historia y otros muchos e la experiencia de nuestros tiempos que es la madre de todas las cosas».

Estaba previsto que la obra fuese acompañada de un mapamundi; sin embargo, nunca se incluyó, posiblemente por razones políticas dada la continua tensión entre Castilla y Portugal por cuestión de límites en el reparto de sus zonas de soberanía. El mapa estaba concebido en cuatro cuadrantes delimitados por el Ecuador y el meridiano de la isla del Hierro: «se podría y debrian fazer las cartas en figuras de cuadrantes para conformarse con el cuerpo esférico que es redondo» Una innovación cartográfica que hubiera excluido un trazado de paralelos con líneas equidistantes, como es habitual.

Martín Fernández de Enciso forma parte de la pléyade de cartógrafos eminentes con que contaron los reinos peninsulares en aquellos tiempos, a la vez causa y consecuencia de los grandes descubrimientos y viajes de exploración de los que fueron protagonistas: los hicieron posibles aportando medios técnicos imprescindibles y se desarrollaron ampliamente con ellos.

*

En los comienzos de la conquista de América se sintió la necesidad de justificar la legitimidad de la acción contra los indios, lo que produjo una polémica entre juristas y teólogos que acabó alumbrando el famoso Requerimiento que elaboró el jurista Palacio Rubios y al que parece que  Martín contribuyó a dar forma definiva. Se trataba de dar a conocer a los indígenas los títulos del soberano español sobre el continente, para que si a partir de ese momento ofrecían resistencia pudieran ser tratados como rebeldes.

atahualpa_y_pizarro

Atahualpa en Cajamarca

El documento explicaba con asombrosa economía de palabras como Dios había creado al mundo y al hombre y como por los pecados de éste había enviado a Cristo para redimirlos, el cual, antes de ser sacrificado fundó su iglesia nombrando a Pedro como su vicario. Un sucesor de este, el papa Alejandro, había otorgado al Rey de Castilla la posesión de las Indias con sus habitantes por lo que éste era el señor de todos ellos y le debían sumisión y pleitesía y si así no lo hacían serían esclavizados y muertos. El texto leído en castellano, a veces traducido por algún indio que había aprendido algo de español, producía la perplejidad de los indios ante situación tan incomprensible como grotesca, lo que justificaba las más de las veces la actuación brutal de los españoles. Cuando Pizarro mandó leer el Requerimiento a Atahualpa en su primera entrevista en Cajamarca, el Inca preguntó: «¿Quién dice eso?» A lo que el fraile al que se había encargado hacerlo respondió alargándole un breviario: «Aquí lo dice». Atahualpa lo cogió, lo examinó y, como no encontrara sentido a objeto tan exótico para él, lo arrojó. Esa fue la señal para que los españoles cargaran contra los indios desarmados provocando una de las más sangrientas matanzas de la conquista.

En la Suma de Geographía Enciso narra otro suceso curioso sobre la lectura del Requerimiento que él mismo protagonizó: «…y respondieronme: […] que en lo que decia que el papa era señor de todo el universo en lugar de Dios y que el avia fecho merced de aquella tierra al rey de Castilla, dijeron que el papa debiera de estar borracho cuando lo hizo, pues daba lo que no era suyo, y que el rey que pedia y tomaba tal merced debia de ser algun loco pues pedia lo que era de otros, y que fuese allá a tomarla que ellos le pornian la cabeza en un palo como tenian otras que me mostraron de enemigos suyos…». Ni que decir tiene que esto fue de nuevo utilizado como justificación de los excesos y desmanes que siguieron y que hoy no dudaríamos en calificarlos de genocidio.

La sinrazón de la masacre inhumana, justificada con argumentos teológicos que permitieran la explotación de un territorio virgen y sus gentes, conviviendo en las mismas personas con la inquietud científica, producto exquisito de la vida racional. No estamos hoy exentos de contradicciones similares, ni mucho menos, pero sucede que el tiempo ha actuado de marcador en perjuicio de los antiguos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s